Facebook de Celticue

Recortes de prensa

De manos de nuestro amigo Ángel, os traemos un libro digital con recortes que han ido apareciendo en la prensa desde el año 2000 hasta el 2012.

Pincha en la foto de abajo para abrir el libro.

recortes de prensa

Nuestra historia

El origen

La Asociación cultural y musical "Celtícue" tiene su origen en la escuela de gaitas y percusión de la Asociación de Vecinos “Sauces” de la ciudad de Cartagena. Los orígenes de la escuela se remontan a la primavera del año 1998, cuando un grupo de cartageneros, cautivados por la música de gaitas y con muchas ganas de aprender y pasarlo bien se reunieron para fundar en Cartagena la primera banda musical de este tipo.

En el nacimiento de Celtícue han jugado un papel relevante muchas personas, instituciones y eventos. Difícil sería recordarlos a todos, simplemente mencionar algunos de ellos. Al apoyo de la Asociación “Sauces”, nuestra escuela y casa desde 1998, hay que sumar las Fiestas de Cartagineses y Romanos, que cada mes de septiembre recrean la fundación de la ciudad por los cartagineses y la conquista de la misma por los ejércitos romanos. Los desfiles por las calles de la ciudad, las actuaciones en los actos de tropas y legiones y los conciertos improvisados en el campamento festero han servido para dar a conocer a nuestro grupo y poner nuestra música y nuestra fiesta a todo el que quiera disfrutar con nosotros.

En el año 2002, cuatro años después de la fundación del grupo, superamos las barreras de una simple banda de música y constituimos la “Asociación Cultural Cartagenera de la Gaita y su Percisión Celtícue”. El nombre proviene de la fusión de la palabra “celta”, pues popularmente se asocia nuestra música con esta cultura, e “icue”, término con el que en Cartagena se conocía a los pilluelos y pícaros que sobrevivían como podían en las calles y muelles de la ciudad.

Actuaciones y viajes

Fue también por esta época cuando comenzamos a hacer nuestros primeros viajes más allá de las fronteras de nuestra región, concretamente a Corrales de Buelna (Cantabria) y Astorga (León), participando en fiestas de recreación histórica, similares a las de Cartagineses y Romanos. Estos dos viajes comenzaron una tradición que desde entonces no hemos abandonado.

A lo largo de quince años, Celtícue ha estado presente en multitud de actuaciones y conciertos dentro y fuera de Cartagena. A la participación en las citadas fiestas de Cartagineses y Romanos hay que añadir decenas de actuaciones, todas ellas de muy diverso tipo, pero con el objetivo común de hacer disfrutar a todos con nuestra música y nuestra actuación.

Así, desde conciertos solidarios (Maristas, ASIDO, Apanda, residencias de ancianos), hasta actuaciones en bares, pubs y restaurantes (Patrick's, El Barril, El Granero, La Muiñeira, Dolce, Gran Café, La Raspa, La Uva Jumillana, Bodega La Fuente), pasando por festivales musicales y culturales (Café Cantante de La Palma, Magosto Celta de Balboa, Noche de los Museos de Cartagena), villancicos por las calles de Cartagena, Cruces de Mayo, recitales de poesía (Librería Escarabajal, Asociación Diván), fiestas de pueblos (La Aljorra, Villanueva del Segura, Portman, Molinos Marfagones, Torre Pacheco), actos religiosos (San Pablo en el Barrio de la Estación, Viernes de Dolores, Día de Santiago en Santa Lucía), y un sinnúmero de bodas y todo tipo de celebraciones variadas (Cartagena, Murcia, La Manga, Jumilla, Cuenca, etc.).

Mención aparte merecen los muchos viajes que Celtícue ha emprendido a lo largo del territorio nacional y parte del extranjero. Así, destacamos la participación a lo largo de 10 años en las Fiestas de Guerras Cántabras de Corrales de Buelna (Cantabria), así como durante 5 años en las fiestas de Astures y Romanos de Astorga, 4 años en el Magosto Celta de Balboa (El Bierzo) y 5 años en las fiestas de Astures y Romanos de Carabanzo (Asturias). Tres viajes a Irlanda, uno de los cuales para participar en las fiestas de San Patricio de Dublín, un viaje a Escocia, y varios viajes a León, Granada, Aranda del Duero, Nerpio, Santander, Almansa, Cuenca, Asturias, Teruel... completan la actividad viajera de nuestra asociación. Viajes que nos han posibilitado hacer muchísimos amigos que luego no han dudado en venir a Cartagena a devolvernos la visita y que en algunos casos, como Corrales de Buelna, Carabanzo, Balboa y Astorga, consideramos también nuestras fiestas y nuestros pueblos.

Hoy día

En definitiva, Celtícue no es solamente una banda de gaitas y percusión, sino que va más allá, pues el amor a la música ha forjado la unión de un grupo de personas muy diferentes entre sí que con el tiempo se han convertido en grandes amigos, casi familia, y desde hace quince años disfrutamos tocando, actuando y viajando, e intentando que las gentes que nos escuchan disfruten tanto como lo hacemos nosotros. Y todos los gaiteros y percusionistas, los que estamos y los que por desgracia ya no están, seguimos adelante cada semana de ensayo, cada actuación y cada viaje, para intentar que la música se convierta en un elemento de unión entre las personas y una excusa para divertirse y pasarlo bien. Al fin y al cabo, aunque nuestra música no sea típica de estas latitudes, después de la primera canción ya suena familiar y conocida para quien la escucha, pues en seguida contagia al oyente con ese ritmo popular, festivo y callejero, al que los españoles somos tan aficionados.

Autor: Alfonso Sánchez